La gente recuerda un tercio de lo que lee, la mitad de lo que escucha y el 100% de lo que siente.

El servicio vende, las relaciones fidelizan. La solidez de una marca se basa en añadir beneficios emocionales para distinguirla de otra. La gente no quiere comprar productos, quiere consumir experiencias.

No tiene sentido intentar construir una marca de éxito, si los trabajadores no se identifican con la misma. Los empleados ya no son embajadores de marca. Son la marca.

Andy Stalman – BRAND OFF ON, el branding del futuro

2015-06-30T11:00:03+00:00