pizza rica rica

Más comunicación no es necesariamente la solución a los problemas de comunicación, y no lo digo yo, ni mucho menos… dios me libre…. Son palabras de Jeff Bezos, CEO de Amazon, os suena?…

 

Científicamente parece comprobado que el tamaño del equipo influye poderosamente en las interacciones entre los miembros del mismo. A equipos más grandes, la comunicación entre los integrantes, parecen disiparse. Sin embargo, en equipos pequeños parece ser más fácil comunicarse con mayor eficacia en lugar de mayor cantidad. Calidad frente a cantidad, la eterna lucha.

 

Es por ello, que Bezos nos habla de la regla de las dos pizzas: los equipos no deben ser más grandes de lo que dos pizzas puedan alimentar… (evidentemente todo depende del tamaño de las pizzas y lo “bestias”, en términos alimenticios, de los integrantes del equipo). Así, establecer unos límites a la hora de interactuar y trabajar en equipo parece más o menos resuelto, y créanme… no es una decisión baladí.

El ejemplo clásico es la comparativa entre una cena de amigos delante del televisor viendo un partido con un par de pizzas y un evento multitudinario como puede ser una boda. La forma de comunicarse es completamente diferente. Mientras que en el primer caso la conversación versa entorno al pequeño grupo, en el segundo es impensable hablarle/comunicarse con todos y en todo momento, por lo que se opta por una comunicación en pequeños grupos. Trocear el pastel para que la digestión sea menos pesada vamos!

 

Si lo trasladamos al entorno empresarial, términos como la agilidad, la autonomía o la innovación saldrán a relucir (por no hablar de productividad, motivación o transparencia). Los tiempos cambian, y si las personas siguen siendo los mejores activos de una empresa, dejen por favor que la holocracia  se establezca en las organizaciones. Todos seremos más felices…. o quizás no